ABC: ¿Qué pasa en Siria?

by Edición 46 | @TerribleStepha
Visto: 4483

Los medios corporativos reducen el conflicto en Siria a Estados Unidos, Inglaterra y Francia como los buenos y a Putin como el malo. Otros medios enaltecen a Putin como bueno y los demás como malos.

La realidad no puede entenderse de forma maniquea y así algunos de nuestros lectores consideren a Putin “aliado”, porque las palomas lo reverencian, porque cabalga sobre osos o porque pone en jaque a Estados Unidos, no es así.

A continuación intentaremos de forma grosera, reducir el conflicto en Siria para que este artículo les permita ver desde otro punto de vista qué pasa allá y

ojalá sea una incitación a investigar sobre el tema. Es importante señalar que los conflictos en estas regiones tienen varios componentes: religioso, político, económico que atraviesan la apropiación y explotación de petróleo, gas y agua.

Unas cositas antes: busque de qué se tratan el sunismo y el chiismo; análisis serios del Corán y verá que es poesía y en algunas cosas es progre comparado con la biblia; no generalice ni homogenice; no caiga en que todas las mujeres usan burka y no todas las que usan burka están subordinadas y los hombres son terroristas; no trate de entender el conflicto con el sesgo de occidente, pues occidente no lo es todo y nosotros tampoco somos del todo occidente; mientras lee no piense en pelis gringas que en últimas se trata de la historia de soldados que después de hacer y deshacer se siente culpables y están resentidos con el mundo árabe y no con el sistema que los llevo con mentiras a torturar y asesinar personas; aunque el componente religioso es muy importante, no es la base fundamental del conflicto; por favor no diga “la religión es el opio de los pueblos”.

Entre 2010 y 2013 fuimos testigos de una serie de movilizaciones en oriente medio, conocidas como la primavera árabe, que tenían por objetivo la implementación de la democracia en sus países pues en muchos casos los gobernantes completaban hasta 42 años en el poder, así como la garantía de derechos. Estas manifestaciones se presentaron en 20 países, sin embargo, nos referiremos únicamente al caso de Siria.

Siria ha sido gobernada por la familia al-Asad durante 77 años. Háfez al-Ásad gobernó durante 29 años hasta su muerte (1971-2000), le sucedió su hijo Bashar Al-Asad, que completa 18 años como presidente. Bashar como presidente impulsó la entrada del neoliberalismo al país, lo que significó la privatización de derechos, que además en un principio pretendían buscar el beneplácito de Estados Unidos, pues durante el mandato estaban en la onda del socialismo árabe.
En 2011 inicia la primavera árabe en Siria protagonizada en un inicio por la ciudadanía a la que después de la fuerte represión del gobierno, se sumaron sectores del ejército para conformar el Ejército Libre de Siria compuesto principalmente por sunitas, esto es importante señalarlo porque la familia Al Asad es chiita y los chiitas son minoría, entonces el Ejército asume el conflicto desde lo religioso-político. El Ejército Libre de Siria recibe financiación de Estados Unidos y ve con buenos ojos los actuales ataques a su país, pues considera que desestabilizan el régimen y es posible iniciar un diálogo con el mundo árabe.

En 2014 llega un nuevo actor, el Estado Islámico. Apareció en nuestro radar en 2014 con la toma de Mosúl en Irak, sin embargo, no significa que antes no existiera. El Isis o Daesh es un grupo fundamentalista yihadista wahabita. Es decir, en occidente yihadista significa que hace parte de un ala del islam radical que pretende una guerra santa. El wahabismo es una corriente político-religiosa mayoritariamente sunita. Para entender a Isis tenemos que viajar hasta la creación de Al-Qaeda que es como la mamá de Isis, sí, Al Qaeda es la de Osama que fue financiada en un principio por la CIA. Pero como esto es para entender por encima, no vamos a profundizar. Un dato para que tenga en cuenta y se enrede más: Arabia Saudita es un país whabista y su monarquía que además de ser aliada de Estados Unidos, al parecer financia a Isis.

Entonces, ISIS empieza a matar a todos, a rebeldes y a la gente de Al-Asad para tener control territorial de Siria y de Irak con un califato. Y como esos manes empezaron a matar periodistas gringos, Obama usó eso de excusa para entrar a bombardear –no sólo financiar- Siria. La guerra ya no es solamente civil y toma nuevas dimensiones que la complejizan todavía más.

Otro tema importante que no se debe dejar de lado es Kurdistán. Resulta que es entendida como una región y no reconocida como un estado y a ellos no les interesa ser un estado. Ya le contamos por qué: después de la Primera Guerra Mundial con la firma del Tratado de Sèvres, que nunca entró en rigor, reconocía la autodeterminación de la nacionalidad de antiguos imperios, lo que daría paso a la creación del Estado Kurdo y no fue así, quedando prisionero de Turquía, Irak, Irán y Siria. Kurdistan tuvo un fuerte carácter marxista leninista, hasta que por la década de los setentas Abdulá Ocalan empezó a estudiar sobre el municipalismo libertario teniendo en cuenta que el pueblo Kurdo estaba disperso en varios estados, como resultado de ello, crean el Confederalismo Democrático, que se trata de una conformación asamblearia como cantones y entienden que la idea de “Estado” es una imposición de occidente que agudizó el conflicto en medio oriente. En el Confederalismo Democrático se articulan el ecologismo, el feminismo, así como la pluralidad religiosa y étnica. Diga usted, guardando las proporciones, se asemeja a las dinámicas del zapatismo.

En 2014 una porción del territorio kurdo fue invadido por el Estado Islámico por el califato de Abu Bakr al-Baghdadi, su presencia trajo consigo torturas y vejámenes. Esta situación llevó a que se organizaran las YPG que son el brazo armado del Partido de la Unión democrática (PYD) de Irak y orientación liberal, lo que significa que no tiene problema en pactar con cualquiera, de allí que sea financiado por Estados Unidos. Además de las milicias armadas de autodefensa Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ) fue impulsada por el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) es de orientación libertaria. Cabe señalar que las YPJ existen desde 1993.

Estas dos autodefensas Kurdas –por favor no las entienda como los grupos de autodefensa o paramilitares colombianos- se han convertido en los principales opositores de Isis Y DE AL-ASAD Y POR CONSIGUIENTE DE TURQUIA. Entre los principales triunfos, se encuentra la liberación de la ciudad de Kobane en Siria, por parte de las Unidades de Protección de las Mujeres (YPJ).

Para acabar de completar Turquía también tiene velas en ese entierro. Además de tener tropas en Siria, Erdogan es ficha de Trump y además es enemigo del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) y en general del pueblo Kurdo debido al racismo estructural turco y pues representa un grupo subversivo para dicho país. Es más en 2015 el gobierno turco no permitió al pueblo kurdo cruzar para protegerse de los ataques de Isis, y tampoco atacó a Isis para defender a los kurdos.

Por otra parte está Putin, quien es aliado de Bashar Al-Asad y bombardea al Estado Islámico en Siria. La complicidad entre el gobierno sirio y Rusia no es nueva, pues en Siria han sido instaladas bases militares rusas y tiene incidencia sobre lo que pasa en el golfo Pérsico. Lo que le da un aire de Guerra Fría al conflicto, al enfrentar a Estados Unidos y Rusia, pero no por el bienestar del pueblo sirio, sino que se trata de una disputa por recursos como petróleo, gas que aunque no son muy grandes comparados con el de otros países de la región, agua y posición geoestratégica, entre otras cosas por el transporte de gas natural hacia Europa que avanza en una frenética carrera para acabar con su dependencia del gas ruso.

Entonces lo que empezó como una guerra civil, se convirtió en una guerra por el territorio adquiriendo un carácter regional con incidencia inmediata de las potencias imperialistas. Y como puede ver aquí no se puede entender el conflicto como blanco o negro, y pues la verdad, ni éste ni ninguno, ni siquiera el colombiano.

Pero la cosa no acaba ahí. Mientras tanto se presenta un éxodo masivo de refugiados a Europa y particularmente a Turquía lo que no garantiza vida o dignidad, pues en muchos casos han sido denunciados maltratos en campos de refugiados, violaciones a niñas sirias por parte de integrantes de organizaciones de la comunidad internacional. Debido a ese éxodo se han profundizado las políticas de odio en Europa así como islamofobia.

Como dijimos al principio, esta una reducción grosera de la situación en Siria, pues además no se puede entender de forma aislada, sino que para entender bien la cosa toca revisar lo que sucede en la región

____________________________

Por: Stephanía Pinzón. Me conocen en el bajo mundo como @TerribleStepha. Co-directora de la Revista Hekatombe.